Acariciando el mar, Amores de Fuerteventura



Estos poemas los agrupé en su día bajo el título Acariciando el Mar, Amores de Fuerteventura, en este blog se reúnen todos los poemas originales sin modificación alguna.


Las fotografías las tomé yo mismo, todas ellas han sido editadas exclusivamente para este Blog, pulsando sobre ellas se pueden ver ampliadas.


lunes, 28 de junio de 2010

El viento


Vuelven de nuevo
a mi mente
los recuerdos sensoriales,
mano tibia
acaricia tiernamente
cuello
pecho y espalda…
mientras
musitas palabras quédas
y me besas en la frente.






Me voy a mudar


Voy a mudarme a tu barrio
para sentir el aroma de tu cuerpo
cada vez que te asomes a la ventana
y cada vez que pase por tu calle
aspirar muy hondo para sentir tu presencia.

Voy a mudarme a tu barrio
para escuchar tus pasos
y soñar que mis versos
siguen tu caminar…

para eso me voy a mudar.






Aires de Corralejo


Viento fresco
recorre las calles
de Corralejo
brisa de desierto
arena fina
que golpea
en mis recuerdos.

Recuerdo de calles
y bordes de mares
café a la tarde
y tu contándome todo
contándole al viento
tanto y tanto sentimiento.






El Roque de Cofete


Viejo testigo de mares
arrugado y rechonchete
guarda de mil galernas
viejo Roque de Cofete.

Protege a nuestros marinos
perro guardián de Cofete.

Roque viejo, Roque duro,
firme en la mar,
resistente y mudo.



Verte



Ver
tus ojos enamorados
tus cabellos al sol
tus labios
henchidos de tanta emoción
regocija lo más hondo
de mi corazón.



Tu



Tu espíritu deambula
por cada rincón de la casa
tu aroma me acaricia
y tus recuerdos me abrazan.









Los llanos




Tostado manto de trigo
abrigo de fríos amaneceres
salpicado de molinos
desarbolados de seres
yermo vivo que se extiende
de Betancuria a Tindaya





El primer beso



Tomaste mis manos
las pusiste sobre tus pechos
y acariciaste con ellas
las rosas de tus pezones.

Besaste ligeramente mi cuello
y en un roce de labios
descubriste tu primer beso
para nunca olvidar todo eso.








Adiós a Fuerteventura



Te fuiste con la primavera
cuando se disfruta del sol,
dejaste atrás
las tormentas del invierno,
al amparo de mi compañía,
habías llegado en otoño
cuando más arrecia el viento,
cambiaste tus sentimientos
como veleta al viento,
haciéndome sufrir en tormento
la pena de tu falta,
tu aliento…
tu viento…
fuerte viento…
de Fuerteventura
que trajo a mi tu ternura.







Confundida



Tanto amor te tiene confundida,
te asaltan las dudas,
no es posible amar tanto así,
no es posible tanta ternura,
no es posible que sea fingida,
no es posible que me ame tanto,
no es posible que le ame tanto,
no es posible que me suceda a mi.

Dudas y más dudas,
dudas de amor,
dudas de querer así.









Sueños y dolores



Sueños de mi perdidos,
de noches enloquecidas,
amores desvanecidos,
sueños que son dolores
de tanto haberte querido.





Soñando



Son versos
como besos
para ti mi amada,
es como soñar despierto
cuando estas de mi alejada,
son noches y sueños
de mujer ilusionada,
son amaneceres…
añorando tantos placeres
que he vivido junto a ti,
es tu mano sobre mi mano
lo que ahora se torna un mero recuerdo,
un te estoy soñando.





Sueño perdido



Son sueños
a los que te abrazas
como almohada
desaparecen
al despertarte
con la mañana,
pero vives así
ilusionado,
perdido en sueños
decepcionado.








Isla



Sola
inmensamente sola
con tus lágrimas
y tu tristeza.


Salinas del Carmen



Sabor de mar
alimento de vida
fruto de las aguas
cristales que hacen delicias
caricias para la lengua
fuente de sed
pago de justicia
conservadora de carnes
dolorosa si hay herida
precioso don de los mares
don de los dioses
sal marina.



Cotillo



Roque de Cotillo
testigo de nuestro amor
viejo Roque dormido
que guarda
nuestros recuerdos
caricias de mano y viento
de suaves olas marinas
en mañana de domingo
y en placido invierno.






Maxorata



Puerto y Castillo
minas de sal
molinos en el camino
hornos y más hornos de cal
Tuineje casi escondido
Betancuria al abrigo
con Beloso por vigía
Tindaya niña dormida
y Corralejo un dunar
por ti no se puede pasar
sin disfrutar tu hermosura
querida isla de Fuerteventura.






Majorera



Princesa majorera
amor de mi ensoñación,
camino de Tindaya
evocas a tu pueblo majorero,
mientras vas desgranado
las virtudes de tus gentes,
vas haciendo crecer en mi
sueños de héroes y princesas,
amores de tierras
amores de playas
amores en luna
entre barrancos y dunas
llevados en alas de viento
hasta Fuerteventura.












Recuerdos


Por almohada
el pecho
abrigados de ternura
cobijados en la pasión
duermen nuestros amores
noche tras noche
abrazados…
en un rincón
casi olvidados
perdidos en la memoria.









Tu cuerpo



Piel dorada de sol
acariciada de viento
arenas plisadas
a barlovento y sotavento.

Fuerteventura soñada
de Matorral a Corralejo
de Cotillo a Cofete
de la Oliva a Gran Tarajal.





Sin razones


Palabras hueras
de futuro incierto
hambres de amores
amores insatisfechos
guardando recuerdos perdidos
pasos a tropezones
por caminos sin ilusiones
nubes llenas de luces
aguas secas
en corazones de razones.







Tus ojos


Ojos que me estáis mirando
a veces parecen perdidos,
ojos que aman al vuelo
perdidos
casi perdidos,
ojos que buscan mis ojos,
que se esconden
cuando los miro,
ojos queridos ojos
ojos que me habéis querido.












Amor a muerte


Oh no amor
no tengas miedo a volar
que no te de miedo el viento
a quedarte sin aliento
a dejar de respirar
es mejor morir de amor
que dejar de amar.





Carnaval del Gran Tarajal


Noches de Gran Tarajal
noches de carnaval
entre disfraces y antifaces
noches de jolglório y alegría
luces y colores
amores y desamores
encuentros y desencuentros
en el Gran Tarajal
de mis amores.












Olvido



No puedes recordar
mis caricias mientras dormías
no puedes recordar
mis besos mientras soñabas
no puedes recordar
como te mimaban mis recuerdos
cuando no estabas.



Convento de Betancuria





Tela arrugada
de hábitos dormidos
monasterio perdido
en los pliegues de la tierra
arcos y puertas dolidos
a cal y canto sellados
calvo ya sin sus tejados
por años ausentes de feligresía
postrado en la Betancuria
implorando clemencia al cielo



Molinos de cal


Molinos de viejas cales
de viejos tiempos molinos
molinos de puerto Lajas
de la Antigua molinos
de valles dorados de trigo
valles dorados de antiguo
ya no queda trigo alguno
las cales han fenecido
ya no muelen…
ni queman…
los viejos molinos.






Marisma perdida


Marisma del Gran Tarajal
que bañó mis tiernas edades,
marisma llena de magia
marisma espejada al cielo
de plata con luna llena
de oro cuando soleada
marisma que lloramos tanto
ahora que está callada
volverás de nuevo a la vida
aunque sea con mis lágrimas.


Los sentimientos



Los sentimientos
como las noches
producen miedos y sueños,
dejamos de ser sus dueños
perdidos en laberintos
queriendo alcanzar la salida
perdiéndonos a cada momento,
las emociones no tienen ruta
son volátiles como el viento,
son tormentas y son brisas
huelen a flores
y apestan por momentos…
así son… los sentimientos.




Piel y miel



La miel de tu piel
discurría por mis labios,
tu boca se llenaba de besos
y apretando tus besos
a mi boca
sentí en ti
a la mujer más dichosa.






Faro de Jandía



Jandía tiene un faro solitario
guardián de las noches
amante de las estrellas
dueño de soledades y…
tormentas muy recias
alfombrado de arenas
y asentado en las piedras
testigo de nuestro amor
vigía de nuestras penas
Jandía tiene un faro
solidario con su tierra.







Valle de Santa Inés



Higueras que crecieron conmigo
ellas dieron higos y yo hijos
valle que se extiende cual vida
largo y ancho
frondoso y hermoso
teniendo por testigo
Monte Veloso
valle lleno de vida
cuando hay agua
y cuando hay sequía
higueras que siguen vivas
a pesar de los pesares
con sus penas y alegrías.





Guijarros




Guijarros
humildes guijarros
guijarros al borde del camino
nos encontramos un día
yo con vosotros
vosotros conmigo
guijarros
de cantos rodados
guijarros
rodando de sitio en sitio
desde el monte a la playa
desde la playa al camino
camino en que nos cruzamos
para cambiar mi destino
guijarros
humildes guijarros
os guardo como a mi mejor amigo.






De norte a sur



Guardan la isla dos faros
el de Cofete y Jandía.

Otros vigilan los pasos
de aves y naves marinas.

Recorriendo de Norte a Sur
de Corralejo a Jandía.

Y señalando con luces
lo que se ve con el día.



Cocinera de mis amores

Gracias de tus recuerdos
ojos perdidos en sueños
amores de intensos sabores
cocinera de mis pasiones
condimento de mi vida
adobo de mis sabores
eres sueño
eres vida
eres alma consentida
eres la mujer de mis amores
eres savia que da vida a las flores
eres vida hecha de vida
sabor en los sinsabores
la mejor de las mujeres
el amor de mis amores.




Playa del Gran Tarajal


Fina y suave arena
acariciadora de pieles
dorada cual mieses
al vaivén del aire
esponja de niñeces
recuerdos de infancia alegre
de imaginación soleada
de sueños sin atardeceres
al borde de los tarajales
que vuelven una y otra vez
sobre lomos de olas
a empapar la arena
acariciar la playa
llevarse mis recuerdos
y curar mis soledades.


Faro de La Entallada



Faro de la Entallada
esquina recoleta
de cala discreta
y mirador de recuerdos.
Vista del mar abierto
valle que se abre
al alama.
Faro que alumbra
a lo lejos
a mi infancia soñada.
Faro de la Entallada
luz que en noches inciertas
despiertas…
cenicientas enamoradas.





Dices





Dices
que la fuente
de nuestro amor
se ha secado,
mis lágrimas
la llenaran de nuevo
para seguir regando
nuestro amor soñado.





De ti



De ti
los recuerdos
de ti
las tardes
de ti
las noches
de ti
la luna
de ti
la arena
de ti
el sol
de ti
las ardillas
de ti…
todo lo que a tu lado viví.






Muerte de amor


Cuando me hablan de amor
se agolpan los sentimientos
cuando me acuerdo de ellos
siempre me siento morir
cuando me dicen te quiero
pienso en tu amor y me muero.

Playa del cotillo


Cotillo de manto amarillo
tendido al mar
Cotillo de grandes
ojos azules
Cotillo del horizonte
Cotillo de pescadores
con su Roque por testigo
Cotillo,
siempre abierto
Cotillo de buen abrigo.





Cuevas de Ajuy


Caprichosas oquedades
hechas con agua y fuego
antiguas tierras
y antiguos seres
abriendo su boca a la mar
terrazas y miradores
de un Ajuy siempre abierto
al capricho del viento
de su mar
y de los amores.



Al entrañable asno



Burros de Jandía
Asno perdido
en campo de olvido
incansable compañero
cepillando mis fatigas
como si fueran tus crines
memorizando senderos
entre riscos siempre firmes
cargado con mis penas
callas siempre, nada dices
te revuelcas en la tierra
curando tus cicatrices
denostando con el tiempo
asno amigo tus servicios
tuviste mal compañero
no supo valorar tu oficio
asno casi extinguido
en Fuerteventura
tienes tu abrigo
solípedo casi perdido.







Majoreros



Baifos altivos
sobre volcanes dormidos
aves de mal agüero
oteando entre barrancos
guire perdido a lo lejos
y algún que otro conejo
para asombro de los asnos
saliendo de Corralejo
voy descubriendo al camino
voy andando cual peregrino
a ver mi amada en el Gran Tarajal
entre valles y caminos
por las tierras majoreras
buenas gentes
gentes sinceras.


Cada mañana



Asciende hacia mi
el olor a tierra mojada
cual aroma de amada
sobre tu piel
el rocío de cada mañana
rozar de labios
caricias de sueños
como si no despertaras
mujer amada
de olor a tierra mojada
rosa fresca
de piel delicada.




La casa de los coroneles



Arrogantes
como falsos laureles
almenas que no son torres
al visitante previenen
del temor de sus moradores
de sus deudas y escasos bienes
casa que no es castillo
casona si se conviene
es la Casa de los Coroneles
orgullosamente erguida
por servidores de reyes.







Amor






Cuando estaba
casi muerto
agonizando
moribundo
llegó tu ternura
a conmover a la Parca
revivir lo casi muerto
rescatarlo de la pérdida
recuperarlo del olvido
olvido de la vida
del ser
de lo que se ha ido.

Cuando estaba
casi muerto
tu con tu ternura
lo has devuelto
a la vida
lo has rescatado
del olvido.